Queridos todos.

El Papa Francisco ha designado a Panamá como la sede de la Jornada Mundial de la Juventud 2019. El Papa viene a visitarnos, pero no viene solo. Esta fiesta de la juventud, que iniciara el muy querido Papa San Juan Pablo II, reúne jóvenes de todo el mundo, y nosotros seremos los anfitriones, con ellos compartiremos la Palabra y el mismo Encuentro con el Señor Jesucristo, celebraremos nuestra fe, compartiremos nuestros anhelos y esperanzas, así como el dolor y las realidades en las que vivimos, donde la guerra, la indiferencia, el egoísmo, la exclusión y la injusticia, roban la alegría. Es convocarnos para renovar nuestro deseo de un mundo como lo pensó Jesús, donde todos nos sintamos hermanos.

2019 está cerca, y son muchas las cosas que hay que preparar, hagamos nuestra parte, para que todos los que nos visiten puedan descubrir nuestra iglesia, nuestra cultura y tradiciones, nuestra alegría, y llevarse un pedacito de nosotros en sus corazones. Les invito a todos para ponernos manos a la obra, y elevando las manos al Dios oremos por la JMJ Panamá 2019.

A todos los que piensan en venir, desde ya les decimos que los estamos esperando. Nuestra casa será vuestra casa. Nuestra diócesis a orillas del hermoso mar Caribe, llena de sol y la alegría de nuestra gente, les brindan la acogida fraterna de una tierra hermosa.

Que el Señor les bendiga, y nuestra Madre María les guíe siempre. Un abrazo a todos.

Mons. Manuel Ochogavía B. osa

Obispo de Colón – Kuna Yala